Errores en las traducciones

La realidad es que en la actualidad vivimos en un mundo en el que cada vez tenemos más presente la globalización (y traducciones). Un hecho que lo confirma es que cada día tenemos más productos nuevos al alcance de nuestra mano que nos llegan desde todas las partes del mundo.

Errores en las traducciones…

Por lo general, lo más atrayente de estos artículos suele ser su precio ya que normalmente son más baratos que los productos nacionales porque la obra de mano también es más barata en sus países de origen. Las empresas que comercializan estos productos suelen economizar en todo y la traducción de sus etiquetas y/o instrucciones no son una excepción.

La normativa de muchos países exige que las especificaciones y/o instrucciones de cualquier producto que se ponga a la venta deben venir expresadas obligatoriamente en el idioma oficial del país. Visita nuestro blog.

Muchas empresas no suelen dar mucha importancia a este aspecto ya que su principal prioridad es comercializar su producto de la manera más económica posible. Por esta razón en ocasiones nos podemos encontrar con algunas etiquetas con traducciones tan desastrosas como ésta:

“Hand wash, do not bleach, do not tumble cool iron” “Mano se lava, no blanquear, no caiga hierro chulo”.

¿Cómo se puede confiar en una prenda de vestir y en una empresa que nos ofrece unas instrucciones como éstas?

Para algunas personas, posiblemente el factor económico es la clave a la hora de comprar este producto; aunque por lo general, la mayoría desconfiamos de la calidad de un producto que ni siquiera tiene bien especificadas sus instrucciones. ¿Si algo tan fácil como una sencilla traducción está mal redactada, como será el producto?

Si usted comercializa algún producto y en breve va a exportarlo, tenga este ejemplo muy en cuenta; no deje que su producto, y por extensión su empresa, sea el hazmerreír en el extranjero, es muy difícil conseguir que un producto resulte exitoso en el extranjero, no deje que todas sus aspiraciones se esfumen por una simple traducción mal hecha.